solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Ayudas por tener una persona mayor a cargo

Ayudas por tener una persona mayor a cargo

Existen una serie de ayudas por tener una persona mayor a cargo. Si es tu caso, te explicamos cuáles son y los requisitos que debes cumplir para poder optar a ellas.

¿Qué es la ley de dependencia por tener una persona mayor a cargo?

El diciembre del 2006 se aprobó la Ley 39/2006 de la Promoción de la autonomía personal i atención a personas en situación de dependencia, o conocida como la Ley de Dependencia. Con esta ley se recoge un conjunto de prestaciones, atención y cuidado para mejorar la independencia personal.

Esta ley se aplica a personas dependientes de forma permanente. Son personas que por edad, enfermedad o discapacidad no dispone de autonomía física, mental o sensorial. Por esta razón, necesitan a una persona que le ayude a realizar tareas diarias.

¿Cómo acceder a la ley de dependencia?

Gracias a esta Ley, una persona con dependencia tiene derecho a acceder a determinados servicios y prestaciones para mejorar la autonomía personal. Para poder acceder a esta ley, antes es necesario determinar el grado de dependencia que tiene la persona que quiere ampararse a ella.

Los requisitos para poder solicitar el grado de dependencia es que la persona tenga la residencia legal en el Estado español y estar empadronada en una localidad española. Para poder tramitarlo, se debe de rellenar una solicitud y presentar un informe de salud hecho per un médico.

Ayuda económica por tener una persona mayor en casa

Una vez tramitada la solicitud, se concierta una visita domiciliaria para que un profesional estudie la situación de la persona dependiente. A partir de esta valoración, más adelante, mediante carta certificada, la persona recibe el grado de dependencia que le han otorgado.

Una vez la persona tiene el grado de dependencia reconocido los servicios sociales contactan con la persona responsable para elaborar un programa individual de atención. Se determinan los servicios y las prestaciones más adecuadas en función de las necesidades de la persona dependiente.

¿Qué clasificaciones de grado de dependencia hay?

La ley de Dependencia clasifica a las personas en 3 grados de dependencia en función del baremo que obtenga la persona:

  • Grado I: se trata de dependencia moderada y la puntuación según el baremo es de: 25 a 49.
  • Grado II: es dependencia severa y la puntación corresponde de 50 a 74.
  • Grado III: la persona tiene una gran dependencia y la puntuación es de 75 a 100.

El profesional que determina el grado de dependencia de una persona mira el grado de dificultad que tiene para realizar tareas de la vida diaria como: higiene personal, cocinar, limpiar, movilidad para salir a la calle o moverse por casa, capacidad de reconocer a personas u objetos, orientación o capacidad de entender.

Este grado siempre se puede revisar cuando la situación de dependencia de la persona varía.

¿Qué ayudas recibe la persona con un grado de dependencia reconocido?

Servicio de atención para personas con grado de dependencia:

  • Teleasistencia.
  • Servicio de ayuda a domicilio.
  • Centro de día.
  • Servicio de prevención de situaciones de dependencia o de promoción a la autonomía.
  • Servicio de residencia en el hogar y residencia de atención para personas con discapacidad.
  • Servicio de residencia en el hogar y residencia de atención para personas con enfermedad mental.
  • Servicio de residencia de gente mayor y para personas de más de 65 años con un grado de dependencia II o de tercer grado reconocido.

Prestaciones económicas para personas con grado de dependencia:

Prestación económica vinculada a un servicio (servicio de ayuda a domicilio, centro de día, residencia de ancianos): si no hay servicio público disponible y se debe ingresar a la persona a un servicio privado, la persona percibe una prestación económica para poder hacer frente al gasto:

  • Grado I: 300€ mensuales.
  • Grado II: 426.12€ mensuales.
  • Grado III: 715,07€ mensuales.

Prestación de ayuda a personas cuidadoras no profesionales o cuidados en el entorno familiar: la persona dependiente puede ser atendida por sus propios familiares. Esta persona cuidadora debe vivir con la persona dependiente y deben tener una relación familiar. Además, la persona cuidadora accede a programas de formación, información y descanso.

Ayuda económica por ser un cuidador no profesional de una persona mayor.

Prestación económica de asistencia personal: en este caso es un profesional que ayuda a la persona dependiente a poder acceder a la educación, trabajo y desarrollar actividades básicas del día a día.

  • Grado I: 300€ mensuales.
  • Grado II: 426.12€ mensuales.
  • Grado III: 715,07€ mensuales.

¿Cuánto dinero se cobra como ayuda por tener una persona mayor a cargo?

La persona con un grado de dependencia puede acceder a una serie de servicios y prestaciones en función de sus necesidades. Si como carácter excepcional, la persona tiene un cuidador no profesional de su entorno familiar este recibe una ayuda económica:

  • Para personas con grado I:  153€/mes.
  • Para personas con grado II: 268,79€/mes.
  • Para personas con grado III: 387,64€/mes.

Para poder acceder a estas prestaciones, la persona que recibe la ayuda debe cumplir con ciertos requisitos. Recuerda que la persona cuidadora no es quien recibe la paga, sino que se ingresa a la cuenta de la persona con dependencia.

Además, las personas que soliciten ser cuidadoras no profesionales pueden subscribirse a un convenio especial de la Seguridad Social para tener derecho a jubilación o a tener la incapacidad permanente en caso de accidente o enfermedad.

¿Cómo hacer la solicitud de ayudas por tener una persona a cargo?

Lo más importante, para poder acceder a las prestaciones que otorga la Ley de Dependencia, es dirigirse a los servicios sociales de tu zona, ya que son las comunidades autónomas quien gestionan estas ideas. Desde allí, te informan y guían para poder hacer todos los tramites.

Recuerda, que antes de todo, deberás empezar por tramitar el Grado de Dependencia y facilitar el acceso en casa de un profesional para que evalúe el caso. A partir de allí, la persona de los servicios sociales te guiará para poder beneficiarte de las ayudas económicas como persona cuidadora.

Qué es la Ley de Dependencia

Otras ayudas económicas al hacerse cargo de una persona mayor

Si la persona mayor, además de tener un grado de dependencia, dispone de un grado de discapacidad reconocido, también puede beneficiarse de otros requisitos.

A partir del 33% de discapacidad, una persona puede beneficiarse de ayudas fiscales, pensiones y otras prestaciones económicas. Además, las personas cuidadoras de personas con discapacidad, también tienen derecho a ciertas deducciones en la declaración de la renta.

Además, las personas mayores de 65 años pueden acceder a ciertas ayudas económicas en caso de cumplir con los requisitos. Estas ayudas van a depender del IPREM anual de la persona que solicita la ayuda.

valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2021

menu