solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Como solucionar la incontinencia urinaria en hombres

problemas de incontinencia en hombres

Los estudios confirman que 1 de cada 10 hombres a partir de los 40 tendrá algún problema de incontinencia urinaria. Además, más del 50% no lo resuelve en los estados iniciales, cosa que complica más la recuperación del problema cuando acuden a un especialista. Por esto, te explicamos que soluciones hay por los problemas de incontinencia urinaria en hombres para que puedas acudir a un especialista.

Qué es la incontinencia urinaria y tipos

La incontinencia urinaria en hombres se refiere a la pérdida involuntaria de control sobre la vejiga, lo que resulta en el escape de orina. Esta condición puede afectar a hombres de todas las edades, aunque es más común en personas mayores. Hay varios tipos de incontinencia urinaria, y las causas pueden variar. Aquí hay algunos tipos comunes de incontinencia urinaria en hombres:

  1. Incontinencia de esfuerzo: Ocurre cuando hay una presión repentina en la vejiga debido a actividades como reír, toser, levantar objetos pesados o hacer ejercicio. Esta presión extra puede causar fugas de orina.
  2. Incontinencia de urgencia: También conocida como vejiga hiperactiva, implica una necesidad repentina e intensa de orinar, seguida por la incapacidad de contener la orina hasta llegar al baño. Puede deberse a una irritación de la vejiga o a problemas neurológicos.
  3. Incontinencia mixta: Es una combinación de incontinencia de esfuerzo e incontinencia de urgencia.
  4. Incontinencia por rebosamiento: Ocurre cuando la vejiga no se vacía completamente, lo que lleva a un goteo constante de orina. Esto puede ser causa de otros problemas de salud, como una obstrucción en las vías urinarias, agrandamiento de la próstata u otros problemas que afectan el flujo normal de la orina.
  5. Incontinencia funcional: Se refiere a la incapacidad de llegar al baño a tiempo debido a problemas físicos o cognitivos, como artritis severa, demencia u otros impedimentos que afectan la movilidad.
Tipos de incontinencia que puede tener un hombre

Causas de no poder aguantar la orina

La incontinencia urinaria en hombres puede tener diversas causas, y a menudo es el resultado de una combinación de factores, especialmente hay una relación estrecha entre la edad y otros factores de riesgo, como la obesidad o malos hábitos. Aquí se describen algunas de las causas más comunes:

  • Hiperplasia prostática benigna (HPB): El agrandamiento de la próstata es una condición común en hombres mayores. Cuando la próstata se agranda, puede ejercer presión sobre la uretra, lo que dificulta el vaciado completo de la vejiga y puede dar lugar a la incontinencia.
  • Cáncer de próstata: Algunos tratamientos para el cáncer de próstata, como la cirugía o la radioterapia, pueden afectar los músculos y nervios que controlan la vejiga, provocando incontinencia.
  • Lesiones neurológicas: Daños en los nervios que controlan la vejiga pueden ser causados por lesiones en la médula espinal, esclerosis múltiple, accidentes cerebrovasculares u otras enfermedades neurológicas.
  • Cirugía de próstata: Las intervenciones quirúrgicas en la próstata, como la prostatectomía, pueden dañar los nervios y músculos que controlan la vejiga, lo que lleva a la incontinencia temporal o, en algunos casos, persistente.
  • Envejecimiento: El envejecimiento natural puede debilitar los músculos del suelo pélvico y reducir la capacidad de retener la orina.
  • infección en las vías urinarias: Una infección de las vías urinarias recurrente del tracto urinario pueden irritar la vejiga y afectar su función, contribuyendo a la incontinencia.
  • Diabetes: La diabetes puede afectar los nervios, incluidos los que controlan la vejiga, lo que puede dar lugar a problemas de incontinencia.
  • Obstrucción de las Vías Urinarias: Cualquier obstrucción en las vías urinarias, como cálculos renales o tumores, puede interferir con el flujo normal de la orina y provocar incontinencia.
  • Obesidad: El exceso de peso puede ejercer presión sobre la vejiga y los músculos del suelo pélvico, contribuyendo a la incontinencia.
  • Consumo de Alcohol y Cafeína: Estas sustancias pueden irritar la vejiga y aumentar la frecuencia de la micción, contribuyendo a la incontinencia.
Problemas para aguantar la orina

Tratamiento para la pérdida de orina

Los tratamientos dependen del tipo de incontinencia urinaria, es de decir, de la causa subyacente y del tipo específico de incontinencia que estén experimentando. Aquí se presentan algunas opciones comunes de tratamiento para la pérdida del control de la vejiga:

Ejercicios del suelo pélvico (Kegel)

Estos ejercicios pueden fortalecer los músculos del suelo pélvico, que son fundamentales para el control de los músculos de la vejiga. Un fisioterapeuta puede enseñar la técnica correcta y desarrollar un programa de ejercicios personalizado.

Modificación del estilo de vida

Cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso en caso de obesidad, la reducción del consumo de alcohol y cafeína, y la gestión de la ingesta de líquidos, pueden ayudar a mejorar la incontinencia. También es recomendable el cambio de alimentación a ingestas de comida rica en fibra para evitar el estreñimiento.

Medicamentos

En algunos casos, los medicamentos pueden ser recetados para tratar la incontinencia. Por ejemplo, los medicamentos antimuscarínicos pueden ayudar a controlar la vejiga hiperactiva, y en el caso de la incontinencia de esfuerzo, se pueden utilizar medicamentos para fortalecer los músculos del esfínter.

Dispositivos y productos de contención

Se pueden utilizar dispositivos o protectores absorbentes para gestionar la incontinencia y minimizar la incomodidad.

Cateterismo

En casos de retención urinaria crónica, un catéter puede ayudar a vaciar la vejiga de manera controlada y prevenir la acumulación excesiva de orina.

Terapia de biofeedback

Esta terapia utiliza electrodos y sensores para proporcionar retroalimentación sobre la actividad de los músculos del suelo pélvico. Puede ayudar a mejorar la conciencia y el control muscular.

Intervenciones quirúrgicas

En algunos casos, especialmente cuando la incontinencia es causada por problemas estructurales como la hiperplasia prostática benigna o después de cirugías de próstata, puede ser necesario recurrir a intervenciones quirúrgicas. Esto podría incluir procedimientos para corregir la obstrucción de las vías urinarias o para implantar dispositivos de esfínter artificial.

Tratamientos para el cáncer de próstata

Si la incontinencia está relacionada con tratamientos para el cáncer de próstata, como la prostatectomía, es posible que se requiera rehabilitación y terapia específica para ayudar a recuperar la función vesical.

Es fundamental que cualquier persona que pierde orina consulte a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. El tratamiento puede variar según la gravedad de los síntomas, la causa subyacente y las preferencias del paciente.

La información proporcionada en este artículo tiene fines informativos únicamente. Aunque nos esforzamos por la precisión, no asumimos responsabilidad por posibles errores u omisiones. Se recomienda verificar la información y, en caso de dudas, consultar a profesionales especializados
Valida Salvaescaleras
valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2024

salvaescaleras opiniones
menu