solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Qué grado de minusvalía tiene la condromalacia rotuliana

Condromalacia rotuliana

¿Dolor en la rodilla? Muchas personas sufren condromalacia rotuliana, una afectación en la rodilla que, en casos muy graves, puede otorgar un grado de minusvalía.

Qué es la condromalacia rotuliana

La condromalacia rotuliana es el desgaste del cartílago que hay en la zona articular entre la rótula, la tibia y el fémur. Puede afectar tanto la rodilla izquierda como derecha. Esta afectación también se puede llamar condropatía rotuliana o síndrome de dolor femoropatelar. El cartílago articular posterior de la rótula recubre los huesos de las articulaciones y tiene la función de amortiguar y favorecer el movimiento entre los huesos.

Esta lesión aparece cuando hay un uso excesivo de la articulación. El cartílago articular está formado por células que crean un tejido blanquecino y forman la articulación.

Formación de la rodilla.

Para detectar la condromalacia rotuliana primero se pregunta al paciente sus hábitos físicos. Además, se hace una exploración superficial de la marcha para descartar malformaciones y problemas en la musculatura. Finalmente, se hacen pruebas de imagen para valorar el desgaste del cartílago.

Causas de la condromalacia rotuliana

La edad es un factor relevante en la aparición de la condromalacia rotuliana. Como hemos explicado, esta lesión aparece por el uso de la articulación, evidentemente, a lo largo de la vida esto pasa factura. Aun así, hay adultos jóvenes que tienen esta lesión y las causas son distintas.

Por lo tanto, podemos clasificar en distintas formas las causas que pueden llegar a provocar la condromalacia rotuliana:

Problemas anatómicos:

  • Rozar el cartílago con el cóndilo femoral.
  • Factores de crecimiento atípico del cartílago, fémur o la rótula.
  • Debilidad en el cuádriceps o en los músculos extensores de rodilla.
  • Descompensación del cuádriceps.
  • Acotamiento de los isquiotibiales.
  • Tener una pierna más larga que otra.
  • Problemas en el menisco además de poca estabilidad.

Problemas derivados de una enfermedad metabólica:

  • Enfermedades que son degenerativas o reumatológicas.
  • Artritis.
  • Mala alimentación.
Dolor de rodilla por desgaste de articulación.

La afectación es provocada por factores externos:

  • Demasiado uso de la articulación (por edad o por realizar ciertos movimientos al practicar un deporte concreto o en el trabajo).
  • Inmovilización de la articulación o deambulación prolongadas.
  • Haber sufrido una fractura, luxación o traumatismo.

Factores de riesgo de la condromalacia rotuliana

  • Tener sobre peso.
  • Utilizar un calzado inadecuado.
  • Atrofia de la musculatura.
  • Problemas de la musculatura de la parte posterior del muslo.
  • Patologías de la rodilla: en forma de x.
  • Formas estructurales de la rótula no naturales.
  • Piernas desiguales.
  • Tener la columna vertebral con demasiada curva.
  • Alteraciones en la marcha y carrera.
  • Artritis o artrosis de rodilla.
  • Pies planos.

Ejercicios para mejorar la articulación en la rodilla.

Grado de minusvalía de la condromalacia rotuliana

En función en cómo está el cartílago de la articulación de la rodilla, se clasifica la lesión en distintos grados:

  • Grado I: existe edema (hinchazón por acumulación de líquido) y el cartílago está reblandecido.
  • Tipo de Grado II: hay una fisura en el cartílago y se puede percibir el desgaste en una resonancia magnética.
  • Nivel Grado III: las fisuras llegan a capas más profundas del cartílago, además el paciente tiene dolor sordo e inflamación en la zona.
  • Grado IV: se ha perdido el cartílago rotuliano y la persona tiene un dolor incapacitante, inflamación, inestabilidad en la articulación y hay importante limitación para hacer algunos movimientos. Hay una lesión aguda.

El grado de discapacidad de una persona se mira en función de cómo afectan las secuelas de la enfermedad en su día a día y actividades laborales. En el caso de la condromalacia rotuliana dependerá del grado de incapacidad que provoca la afectación en la persona y es un tribunal médico que decide si puede optar a un grado de minusvalía.

El grado de minusvalía depende del grado de afectación de la lesión. En casos moderados se puede llegar a tener el 33% de grado de minusvalía. En casos muy graves, como la condromalacia rotuliana grado IV en que aparecen otras patologías, se puede superar el 65%.

Es complicado solicitar una incapacidad permanente absoluta. Además, dependerá de un tribunal médico del Instituto Nacional de la Seguridad Social si una persona puede optar a una pensión por incapacidad.

Impedimentos de la condromalacia rotuliana

Las personas que tienen condromalacia rotuliana tienen los siguientes síntomas:

  • Dolor en la cara anterior de la rodilla: dolor al subir y bajar escaleras, correr o levantarse de la silla. También se puede notar dolor en la rodilla si estás mucho tiempo sentado o en la misma posición.
  • La persona puede notar inestabilidad o también bloqueo de la rodilla.
  • Puedes sentir chasquidos.
  • Se nota mucha rigidez en la flexo-extensión, especialmente después de estar mucho tiempo inactivo o en reposo.
Formas para evitar problemas en la rodilla.

Tratamientos y recuperación de la condromalacia rotuliana

El 90% de los pacientes con condromalacia rotuliana mejoran en 6 meses siguiendo un tratamiento adecuado. El tratamiento de la condromalacia se divide en 3 fases:

Tratamiento de fisioterapia para mejorar la movilidad de la rótula:

  • Cambiar hábitos en la actividad: en función del deporte que estés practicando se mira de cambiar la rutina. Un buen cambio es el ciclismo, elíptica y la natación. Todas estas actividades son de bajo impacto.
  • Hábitos en la alimentación: procurar bajar de peso para disminuir la presión en las rodillas. Actividades en el gimnasio con pesas también repercute en la presión de la articulación y es conveniente cambiar las rutinas.
  • Reforzar la musculatura, especialmente cuádriceps y abductores. Es importante acudir a un preparador físico para que pueda hacer una rutina de ejercicios especialmente para ti.
  • Los ejercicios de core sirven para el fortalecimiento del abdomen y las lumbares, además de los glúteos e isquiotibiales.

Formas para mejorar el estado del cartílago:

  • Aplicar hielo, compresión, elevación y descanso.
  • Suplementos orales para mejorar los compuestos del cartílago.
  • Infiltraciones de ácido hialurónico: sirve para lubricar y reparar el cartílago.
  • Otros tratamientos como factores de crecimiento de plaquetas o PRP o células madre.

Cirugía para la condromalacia rotuliana:

La cirugía solamente se aplica en pacientes en que los otros tratamientos no han dado un buen resultado. La intervención se hace mediante artroscopia y se realizan diferentes tratamientos en función de lo que necesita la persona afectada:

  • Liberación del Retináculo Femoro-Rotuliano Lateral: si por culpa de la tensión del retináculo lateral se comprime la rótula hacer este tipo de intervención corrige la desalineación.
  • Condroplastia o debridamiento del cartílago dañado: se extirpa el cartílago para mejorar el dolor.
  • Cirugía de centralización de la rótula: cuando la rótula está demasiado alta o en un lateral, la cirugía sirve para aliviar el dolor y estabilizarla.
  • Resección de adherencias y plicas sinoviales: dentro de las articulaciones puede haber cicatrices que al tirar causan dolor, esta operación puede aliviar mucho el dolor.

* Este artículo es orientativo y en ningún caso sustituye la información que pueda proporcionarnos un profesional sanitario.

valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2021

menu