solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Infarto femenino: qué es y cómo avisa

Infarto femenino

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), mueren más mujeres que hombres por infartos en el corazón, en concreto 9000 más. Tristemente, siempre te han hablado de qué síntomas debes prestar atención en infartos para hombre, mientas que, en la mujer, el infarto femenino, produce de otros bien distintos.

Mientras que los hombres tienen muy claro qué síntomas pueden tener justo antes de tener un infarto, las mujeres no. Es más, muchas de ellas confunden los síntomas del infarto con problemas digestivos, respiratorios o con la ansiedad.

Qué es el infarto femenino o ataque de corazón en mujeres

El infarto femenino o el infarto agudo de miocardio se produce cuando no hay suficiente riego sanguíneo en una zona del músculo cardíaco. La obstrucción se produce en algunas de las arterias coronarias y si no se abre rápidamente produce la muerte del tejido cardíaco.

Cuando no hay suficiente riego sanguíneo se denomina angina de pecho, mientras que la muerte de los tejidos se denomina infarto agudo de miocardio.

Síntomas del infarto femenino en mujeres

Los síntomas de un infarto son distintos al de un hombre que el de una mujer. Los hombres tienen los siguientes síntomas muy fáciles de asociar a esta patología.

Síntomas clásicos de un infarto en un hombre son:

  1. Dolor en el centro del pecho (un síntoma de infarto clásico en hombres, pero no en mujeres).
  2. Dolor en la zona del estómago que puede irradiarse al brazo izquierdo (en ocasiones también puede extenderse en los dos brazos, cuello, espalda o mandíbula).
  3. Sudoración.
  4. Nausea.
  5. Dificultad para respirar.

En cambio, los infartos en la mujer, el dolor es diferente. Además, las mujeres tienden a presentar síntomas más variados y hace que sea más difícil asociarlos a un infarto. Los más comunes son los siguientes:

  1. Fatiga
  2. Dificultad para respirar
  3. Sudor frío
  4. Dolor en el estómago, centro de la espalda o en la mandíbula (pero no dolor en el pecho).
  5. Insomnio
  6. Ansiedad
  7. Debilidad
Dolor de estómago en mujeres.

Estos síntomas tan diversos hacen que una persona no los asocie a un posible infarto. Por esta razón, las mujeres que fallecen antes de llegar al hospital representan un 52%, mientras que los hombres están en un 42%. Además, las mujeres suelen tardar más en consultar al médico estos síntomas y también a ser diagnosticadas.

Otros estudios han podido constatar que el 57% de los hombres han sido capaces de darse cuenta de que tienen un infarto. Mientras que solo un 39% de las mujeres ha sido capaz de percatarse con tiempo.

Además, las mujeres suelen sufrir de esta enfermedad 10 años más tarde que los hombres y el pronóstico puede ser peor ya que la vejez puede conllevar que padezca de otras enfermedades que hagan empeorar el cuadro médico.

Según expertas del Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) Mujeres en Cardiología, las enfermedades del corazón son la primera causa de muerte en mujeres. Ser conscientes de los síntomas de un infarto femenino puede suponer que la persona pueda actuar rápido en caso de que se presenten.

Factores de riesgo de ataques al corazón en mujeres

Como prevenir un infarto al corazón

Antes de la menopausia y debido al nivel de estrógenos, las mujeres tienen menos nivel de colesterol y tensión arterial. A la llegada de los cambios hormonales, hay más riesgo a tener una enfermedad cardiovascular. Además, hay otros factores de riesgo que son importantes conocer:

  1. Las mujeres que sufren diabetes tienen más probabilidad de que sufran un infarto en comparación a los hombres.
  2. Estrés o depresión afectan directamente al corazón. La depresión puede interferir en que una persona lleve una vida saludable.
  3. Fumar es un factor de riesgo muy relevante en enfermedades del corazón tanto en hombres como en mujeres.
  4. Falta de actividad o poca actividad física aumenta el riesgo a padecer problemas del corazón.
  5. Menopausia provoca que los niveles de estrógeno disminuyan por lo que es más probable que se alteren indicadores como el colesterol o la tensión arterial.
  6. Las complicaciones en el embarazo, como tener diabetes o la presión alta hace que la madre sea susceptible a tener estás afectaciones en un futuro y, tienden a presentar enfermedad coronaria.
  7. Antecedentes familiares con enfermedades cardíacas.
  8. Enfermedades como artritis reumatoide, lupus o patologías inflamatorias.

Prevención del infarto femenino

Como puedes imaginar, tener un estilo de vida saludable es la mejor forma de tener una buena salud cardiovascular. Te damos los consejos básicos para cambiar tu estilo de vida:

  • Fumar es el primer factor de riesgo para sufrir una enfermedad del corazón. Deja de fumar, si te cuesta mucho, busca ayuda de profesionales para conseguirlo.
  • Cambia tus hábitos de alimentación: baja los alimentos altos en grasa, grasas saturadas, el azúcar o la sal. Consulta a un nutricionista qué dieta es adecuada para ti.
  • Hacer ejercicio y mantén un peso saludable: hacer ejercicio hace que el corazón se mantenga sano. Es recomendable hacer 30 minutos de ejercicio moderado al día (por ejemplo, puedes empezar por ir a caminar a buen ritmo o puedes hacer aquagym). Incrementa la intensidad en algunos días de la semana, de forma que el cuerpo vaya cogiendo fuerza y resistencia. Aprovecha la oportunidad para subir y bajar escaleras a pie o caminar o ir en bici de un sitio a otro.
  • Controla el estrés ya que puede provocar que las arterias se tensen.
  • Baja el consumo de alcohol.
  • Sigue las indicaciones del médico.
  • Controla otros problemas médicos.

* Este artículo es orientativo y en ningún caso sustituye la información que pueda proporcionarnos un profesional sanitario.

valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2021

menu