solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Natación adaptada: Un deporte inclusivo lleno de beneficios

Natación adaptada para personas con discapacidad física.

La natación adaptada se ha convertido en una buena opción para hacer deporte para personas con problemas de movilidad. Las personas con discapacidades físicas tienen seguridad y confort dentro del agua puesto que la gravedad deja de existir.

La natación es uno de los deportes adaptados que más éxito tiene gracias a los numerosos beneficios que ofrece. Además, es uno de los deportes más completos ya que permite trabajar todo el cuerpo.

¿Qué es la natación adaptada?

La natación adaptada es un deporte practicado por personas que tienen una discapacidad física, visual o intelectual. Las reglas de este deporte son muy parecidas a la natación convencional, pero en función de los atletas que participan se adapta a sus necesidades.

Importancia de practicar natación adaptada.

Este deporte es muy completo ya que al practicarlo ejercitas la mayoría de los músculos del cuerpo. Al practicarse dentro del agua, el cuerpo flota y pesa menos. Además, como beneficios físicos, mejora la capacidad respiratoria, relaja la musculatura, tonifica y aumenta la fuerza.

Para personas con discapacidad motriz el agua ofrece libertad de movimientos y no tiene que preocuparse por las caídas. El agua les ofrece un entorno seguro e independencia.

Beneficios de la natación adaptada

Son muchos los beneficios que ofrece la natación adaptada a personas con discapacidad. Te los especificamos con más detalle:

  1. Beneficios de la natación de carácter físico: mejora la circulación, mejora la musculatura y permite mejorar el equilibrio y la coordinación.
  2. Capacidad cardiorrespiratoria: al hacer ejercicio la persona tiene mejor condición física.
  3. Mejoras en la condición física: controlas el peso y se previenen lesiones o enfermedades producidas por la poca movilidad. Gracias a la mejora de la condición de la persona, tiene más fuerza y flexibilidad para realizar actividades diarias sin ayuda de nadie.
  4. Favorece la inclusión: el contacto con otras personas mejora las habilidades sociales, que tienen beneficios a nivel psicológico de una persona.
  5. Mejora de la autoestima ya que la persona ve una superación personal al practicar este deporte.
  6. Un entorno acuático favorece el movimiento en personas con discapacidad física: cuando estamos en el agua el cuerpo pesa un 90% menos, así que es mucho más fácil moverse y hacer ejercicios.
  7. Haciendo natación se trabajan distintas habilidades: fuerza, resistencia, flexibilidad.
  8. El agua permite hacer ejercicio sin que las articulaciones se resientan. Es muy beneficioso para personas que tienen algún tipo de lesión o se están recuperando de una.
  9. Se ha comprobado que la natación puede aliviar el dolor de la artritis y la artrosis.

¿Qué trabaja el cuerpo en función de la modalidad de natación?

Es verdad que la natación es un deporte muy completo porque se ejercitan muchos músculos. Aun así, en función del estilo para nadar vamos a fortalecer más ciertos músculos del cuerpo:

Crol o estilo libre:

En este estilo trabajas sobre todo los músculos del dorsal ancho, pectoral, deltoides, tríceps, bíceps, redondo mayor y trapecio. Al mismo tiempo, pero con menos intensidad, se trabaja abdominales, glúteos, intercostales y cuádriceps. Puedes llegar a quemar hasta 250 calorías en 20 minutos.

Beneficios de nadar estilo crol en piscina.

Espalda o estilos libre de espalda:

Este estilo es parecido al crol, pero trabajas mucho más la espalda, por lo que es recomendable si tienes problemas de espalda. La musculatura trabajada es parecida al crol, pero además también se trabaja los isquiotibiales, gemelos y músculos del pie.

Braza:

Se trabaja por igual la parte superior e inferior del cuerpo. Por un lado, tenemos los músculos superiores: pectorales, bíceps, tríceps, deltoides, dorsal ancho, redondo mayor, trapecio, romboides. En la parte inferior participan: glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos. La ventaja de esta modalidad es que es fácil de mantener durante mucho tiempo y quemas 360 calorías en 20 minutos.

Mariposa:

Es la modalidad más dura de todas y se trabajan muchos músculos del cuerpo, se podría decir que es la más completa. En concreto, trabajamos bíceps, tríceps, dorsal ancho, pectoral, redondo mayor, deltoides, trapecio, pectoral, cuádriceps, glúteo mayor, tibial, gemelo, recto interno, aductor y suelo pélvico. Haciendo 20 minutos de mariposa quemas más de 400 calorías.

Practicar la natación adaptada gracias a piscinas accesibles

Actualmente practicar deporte en una piscina no es problema si tienes discapacidad física. Todas las piscinas públicas están equipadas con elementos que las hacen accesibles, por ejemplo, hay piscinas con rampas y barandillas para poder entrar paulatinamente, también hay piscinas con escaleras de piscinas pensadas para poder entrar si tienes problemas de movilidad.

Juegos paralímpicos natación adaptada.

Para personas en silla de ruedas o problemas de movilidad más severos, también existen los salvaescaleras de piscinas. Estos evitan directamente las escaleras, por lo que es una solución de accesibilidad la que ayuda al usuario al entrar en el agua.

VALIDA tiene distintas opciones:

  • Salvaescaleras AQUA fijo: se trata de un sistema que funciona con agua a presión que permite introducir dentro de la piscina al usuario. Se instala al borde de la piscina y una persona debe manejarlo.
  • Salvaescaleras AQUA portátil: no hace falta instalarse, cuando se quiere utilizar se saca de donde se ha guardado. Funciona con baterías y permite entrar y salir del agua sin necesidad de pasar por las escaleras.

Natación adaptada y competición

La natación se remonta al antiguo Egipto y ha evolucionado hasta hoy en día. En el 1953 se empezó a practicar de forma profesional la natación adaptada en los Juegos de Stoke Mandeville. Y al cabo de 3 años, la federación internacional de natación integró en el programa la natación adaptada de los primeros Juegos Paralímpicos hechos en Roma en el 1960.

Los nadadores con discapacidades físicas se clasificaban en 5 grados (1 a 5), de menor a mayor discapacidad física. Más tarde, en el 1984, se realizaron pruebas individuales para nadadores ciegos o con parálisis cerebral.

Actualmente, el comité paralímpico internacional, clasifica los deportistas en la natación paralímpica en función de cómo afecta su discapacidad en el momento de nadar un estilo. De la S1 a S10 engloban personas con discapacidad física o parálisis cerebral. Los S1 son las más afectados, mientras que los S10 los más leves.

La clase S11 se reserva a nadadores ciegos, los S12 y S13 son para personas con discapacidades visuales y la S14 para personas con algunas discapacidades intelectuales. La S significa la categoría del nadador para pruebas de estilo libre o braza, espalda o mariposa.

El equipo de natación adaptada de España ha ganado 14 medallas en los Juegos Paralímpicos de Tokio, 2 de las cuales son medallas de oro.

Si te gustan las actividades acuáticas seguro que también te interesa saber qué beneficios te ofrece el Aquagym.

valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2021

menu