solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

La plasticidad cerebral: qué es y sus aplicaciones

Plasticidad cerebral que es

La plasticidad cerebral es la gran facultad del cerebro humano per cambiar, una habilidad que tiene una repercusión directa para poder para recuperarse de enfermedades o lesiones neurodegenerativas. Gracias a ella, podemos retardar el proceso natural del deterioro cognitivo por la edad y reducir o alentir los efectos de enfermedades como el Alzheimer o el Párkinson.

Qué es la plasticidad cerebral

La plasticidad cerebral es la capacidad del sistema nervioso a cambiar su estructura y funcionamiento a lo largo de la vida de una persona. Hace referencia a diferentes niveles del sistema nervioso como: estructuras moleculares, cambios genéticos y de comportamiento. Es un término un poco ambiguo, aunque es muy conocido en la rama de la psicología y de la neurociencia.

Gracias a la neuroplasticidad, el cerebro de las personas tiene la capacidad de recuperarse y reestructurarse, por lo que tiene la facultad de reponerse de trastornos o lesiones y reducir los efectos de ciertas enfermedades como:

Por lo tanto, lo que es importante de recordar de la plasticidad neuronal es:

  • Su capacidad de ser moldeable.
  • Se puede regenerar.
  • Funciona a lo largo de toda una vida.
  • Se adapta.

Estas características siempre prevalecen en nuestro cerebro y, al contrario de lo que se creía hace años, no es solo una cualidad que se encuentre en la infancia.

¿Cómo es el cerebro humano?

El cerebro es el órgano más complejo del cuerpo humano y está compuesto por más de 100.000 millones de neuronas. Toda la información que recibe el cerebro, la toma de decisiones, la experimentación de emociones entre muchas otras cosas se produce mediante la mezcla de procesos químicos y eléctricos.

Debemos conocer que el cerebro forma parte del encéfalo, es decir, la parte del sistema nervioso central que se encuentra dentro del cráneo. Además del cerebro, en él también encontramos el cerebelo y el tronco cerebral. Cada una de estas partes tiene una función.

Partes del cerebro humano

El cerebro, por su parte, está dividido en dos grandes partes, el hemisferio derecho e izquierdo. A su vez, estas partes cuentan con cuatro lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital. Cada una de ellas tiene distintas funciones como: procesar la información visual, sensorial, auditiva y visual, crear estímulos para el aprendizaje y la memoria o ejecución de nuestros actos a partir de la información recogida. Por lo tanto, el cerebro recibe la información y tiene la capacidad de procesarla.

Tipo de plasticidad cerebral

Existen diferentes tipos de plasticidad cerebral:

  • Neuroplasticidad Positiva: se encarga de generar nuevas conexiones entre neuronas y, además puede producir de nuevas. Sirve para consolidar habilidades que ya tenemos y crear de nuevas.
  • Plasticidad cerebral negativa: suprime las conexiones neuronales que ya no se utilizan.

La plasticidad sináptica: qué ocurre cuando estamos aprendiendo

Cuando estamos ocupados en aprender algo nuevo o viviendo una nueva experiencia, el cerebro establece una serie de conexiones neuronales. De esto se llama plasticidad sináptica y nuestro cerebro establece rutas o un circuito neural para la intercomunicación de las neuronas mediante el aprendizaje y la práctica. Igual que un camino en la montaña, que se crea a medida que los animales o personas pasan por allí.

La sinápsis entre las neuronas es la comunicación que se establece entre ellas mediante uniones y conexiones. En el caso del aprendizaje, que podemos hacer siempre, estas conexiones se pueden crear durante toda la vida y se puede reforzar. Cuando más conexiones o sinapsis haya entre neuronas se pueden enviar más señales eléctricas de forma más eficiente gracias a estos caminos.

¿Qué pasa cuando llegamos a la edad adulta?

Diferentes estudios han comprobado que las personas adultas pierden capacidad cognitiva, pero hay algunos individuos que han sorprendido a los expertos. Se ha comprobado que hay ancianos que han podido igualar las pruebas de rendimiento neurocognitivo hechas por personas más jóvenes.

En esta investigación se han dado cuenta que algunas personas mayores tienen la capacidad de utilizar las mismas regiones del cerebro que los jóvenes y, además, otras zonas que no son utilizadas ni por los jóvenes ni otras personas adultas. Los investigadores han llegado a la conclusión que el cerebro intenta compensar la pérdida de rendimiento de las zonas habituales del cerebro encontrando nuevos recursos cognitivos.

Por lo tanto, hay personas de la tercera edad que han logrado combatir el déficit relacionados con la edad y la disminución de la espasticidad sináptica. Esto demuestra que nuestro cerebro tiene la capacidad de cambiar y adaptarse a distintas situaciones. Lo que hace es activar otras vías nerviosas y también activa regiones de ambos lados hemisféricos.

¿Qué importancia tiene la neurogénesis?

La neurogénesis hace referencia a la capacidad del cerebro de generar nuevas neuronas. Durante mucho tiempo se decía que las neuronas morían y no había posibilidad de que fueran remplazas por nuevas. Actualmente se ha visto que las neuronas pueden nacer y proliferar. Este concepto también ha servido para que los científicos se den cuenta que el cerebro no es estático, sino que tiene la capacidad de cambiar y, de hecho, lo está haciendo constantemente.

Actualmente la ciencia sabe que en el hipocampo y, según parece, también en la corteza prefrontal hay células madre. Cuando se tiene que crear más neuronas una célula madre es capaz de dividirse en dos: por una parte, una célula madre, por otro lado, en una neurona equipada con axones y dendritas.

¿Qué importancia tiene la plasticidad cerebral en la neurorrehabilitación?

Se ha demostrado que, gracias a la plasticidad del cerebro, personas con enfermedades o lesiones neurodegenerativas pueden volver a recuperar funciones que han sido dañadas. Las conexiones sinápticas se reemplazan por nuevos caminos de neuronas que aprenden a realizar, de nuevo, una función. Así, pues, con la estimulación adecuada, nuevas experiencias y el aprendizaje, se puede recuperar la comunicación o la transmisión sináptica.

Fisioterapia neurológica

Un ejemplo de ello son personas que, tras sufrir un ictus, pierden la movilidad de una parte de su cuerpo, olvidan como caminar o como hablar entre muchos otros problemas. La rehabilitación que implique el trabajo de la plasticidad cerebral es crucial para que estos pacientes recuperen estas conexiones neuronales que se han perdido por culpa de la enfermedad o lesión.

De hecho, en muchas lesiones cerebrales, la rehabilitación empieza lo antes posible y en el mismo hospital. Hay zonas del cerebro que necesitan una recuperación, así que es importante hacer rehabilitación para que adquiera de nuevo sus capacidades. En otras ocasiones, ciertas partes del cerebro quedan totalmente dañadas y es importante que le proporcionamos los estímulos necesarios para que otras zonas puedan ejercer la función de la parte deteriorada.

*Este artículo es orientativo y en ningún caso sustituye la información que pueda proporcionarnos un profesional sanitario.

valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2021

menu