solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

¿Por qué te cuesta subir escaleras?

¿Por qué te cuesta subir escaleras? ¿Qué es lo que le ocurre a nuestro cuerpo cuando nos falta el aire a medio camino al piso de arriba? En ocasiones puede ser una tontería, pero hay veces puede ser un indicio de que alguna cosa no funciona correctamente.  

A qué edad empiezan las dificultades con las escaleras

¿Existe una edad exacta en que se empieza a tener dificultades para subir las escaleras? La verdad es que no. Los problemas para poder bajar y subir escaleras no recae en la edad, sino en factores que, solos o combinados, impiden a una persona poder transitar por los escalones con normalidad.

Estos factores van desde problemas físicos de movilidad (lesiones musculares o en los huesos), enfermedades crónicas (fibromialgia, problemas del corazón o problemas pulmonares) a falta de fuerza muscular por tener una vida muy sedentaria.

Si que es verdad que, con la edad, estos problemas suelen salir de forma progresiva. Entonces, nos queda la percepción que son solo las personas mayores que se encuentran con dificultades para poder caminar por las escaleras. Pero la realidad es que también hay personas jóvenes que se ven incapacitadas para poder moverse con tranquilidad.

10 problemas que impiden subir y bajar escaleras con normalidad

Problemas para poder subir y bajar escaleras.

Como hemos dicho, las causas que impiden bajar y subir escaleras con normalidad son variadas, te enumeramos las más importantes:

  1. Falta de buena condición física.
  2. Lesión muscular
  3. Fractura en algún hueso
  4. Artritis
  5. Coxartrosis
  6. Amputaciones
  7. Mareos
  8. Enfermedades crónicas
  9. Enfermedades cardiovasculares
  10. Enfermedad pulmonar (por ejemplo, fibrosis pulmonar)

Falta de aire al subir escaleras y cansancio

Si lo que sientes al bajar y subir escaleras es cansancio y necesitas recuperar el aliento a medio camino, lo más probable es que debas hacer más actividad física. Cuando movemos los músculos con mayor intensidad, la frecuencia cardíaca aumenta porque el corazón necesita bombear suficiente sangre para poder enviar más oxígeno.

Cuando menos ejercitado tengamos los músculos mayor riego sanguíneo necesitan, por lo que el corazón tiene que trabajar más de lo normal. Haciendo deporte lo que logramos es aumentar la capacidad del corazón por hacer llegar más oxígeno a los músculos. Al mismo tiempo, estos ganan más fuerza para hacer una actividad. También mejoramos nuestra capacidad pulmonar.

Si eres una persona sedentaria, puedes proponerte caminar a diario e ir aumentando progresivamente el esfuerzo físico. Si realizas caminatas de cierta intensidad, forzando un poco el cuerpo, aumentarás la capacidad de tu corazón además de fortalecer tus músculos.

El deporte siempre se traduce en una buena salud cardiovascular, además, unos buenos hábitos saludables queman grasas. Andar, ir en bici o nadar mejora los músculos de las piernas, los gemelos, los glúteos y los cuádriceps.

Siempre que puedas, y si tu condición física lo permite, piensa que subir escalones es una actividad aeróbica eficaz. Aunque tengas que subir cinco pisos hazlo a pie ya que vas a notar mejora en la salud cardíaca y mejoraras la capacidad pulmonar.

Aun así, es verdad que no siempre son problemas de forma física. También existen muchas enfermedades que pueden provocar la sensación de falta de aire cuando subimos escaleras, por ejemplo, el cáncer de pulmón, asma, infecciones…

Soluciones para bajar y subir escaleras.

Dolores musculares y articulares al subir y bajar escaleras

Si tienes alguna lesión, puede ser que sea difícil para ti bajar y subir escaleras. En ocasiones, con el tiempo y haciendo una buena rehabilitación te recuperas.

Tristemente, hay gente que siente estos dolores por enfermedades, como es la fibromialgia o la artritis. Estas patologías no tienen cura, por lo que la persona siempre sufrirá dolencias que, en casos muy graves, puede provocar discapacidad.

En estos casos, solo los consejos médicos pueden mejorar el dolor.

Debilidad en las extremidades inferiores

Estar sufriendo una enfermedad degenerativa puede repercutir en nuestra fuerza y provocar debilidad muscular. Si hemos pasado largos periodos de tiempo en cama o en reposo, el cuerpo se debilita. Por lo tanto, cualquier actividad, por leve que sea, puede suponer un gran esfuerzo.

Hay muchas enfermedades que debilitan el cuerpo y obligan a las personas a hacer reposo. Algunas en concreto pueden llegar a provocar distrofia muscular.

Mala circulación, rampas y calambres

Otro problema recurrente es la mala circulación en las piernas. Tener una insuficiencia cardiaca provoca que no tengamos una buena circulación de la sangre y esto se traduce en rampas y calambres. Pueden ser muy peligrosas ya que si ocurre mientras estás en unas escaleras puedes caerte.

Falta de equilibrio al subir y bajar escaleras

Los mareos son provocados, normalmente por anomalías en los oídos o en los ojos. Las personas que sufren de vértigos y desequilibrios describen una sensación en el que su entorno se mueve y se desequilibra.

Las palpitaciones, mareos y otros síntomas, si son recurrentes, pueden ser un problema para poder tener una vida normal. Las personas que sufren de ellos tienen dificultades para poder andar correctamente y tienen el riesgo que ocurra en los lugares menos inesperados.

Problemas para subir y bajar escaleras.

Movilidad reducida y accesibilidad

Hay muchas razones por las que una persona puede tener movilidad reducida. Muchas de ellas son lesiones musculares o en los huesos, ya sea por patologías o accidentes.

Al final, todo se reduce en problemas para poder moverse con normalidad, por lo que su accesibilidad puede verse afectada. No poder transitar por diferentes zonas por culpa de la falta de adaptación de los espacios repercute mucho en la calidad de vida de una persona.

Soluciones para subir y bajar escaleras a cualquier edad

No dejes de salir de casa por culpa de los problemas de accesibilidad. Hay soluciones para poder mejorar tu calidad de vida: se trata de los salvaescaleras. No hay una edad indicada para tener uno, siempre va a depender de las necesidades de la persona.

Tener accesibilidad en todos los espacios es un derecho, así que, en lugares comunitarios o públicos, es importante ofrecer formas de acabar con las barreras arquitectónicas. En VALIDA disponemos de una gama muy amplia.

En estos lugares, es muy frecuente instalar plataformas salvaescaleras o elevadores de corto recorrido, ya que estas soluciones consiguen dar accesibilidad a personas con y sin silla de ruedas. En caso de no utilizar una silla de ruedas se puede instalar una silla salvaescaleras, son ideales porque ocupan poco espacio y no requieren de obras para colocarlas.

Si quieres mejorar tu accesibilidad, cuenta con un experto de VALIDA para hacerlo.

*Si tienes dificultad para respirar constante mente, puede ser síntoma de un problema de salud, en este caso te recomendamos acudir al médico.

valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2021

menu