solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Recuperar la independencia en viviendas con escaleras

Independencia en vivendas con escaleras

Muchas personas por culpa de la edad, enfermedades (como parálisis cerebral) o accidentes ven cómo su movilidad queda drásticamente reducida. Esto conlleva que moverse como antes sea totalmente imposible.

¿Qué es la independencia en el hogar?

Las personas con dificultad de movilidad pueden tener un grado de capacidad motriz baja o un certificado de discapacidad emitido por la entidad competente según la comunidad autónoma donde reside.

Para conseguir un certificado de discapacidad, antes se debe de superar un baremo de movilidad reducida donde se tiene en cuenta la existencia de dificultades en realizar ciertas acciones. Para superar el baremo se debe obtener un mínimo de 7 puntos. En este caso, no solo se tiene en cuenta la movilidad, sino que también se fijan en las graves deficiencias intelectuales si es que existen.

Como crear idependéncia en el hogar para personas mayores.

Los problemas de movilidad hacen que esta persona sea dependiente de otras para que le ayuden a realizar algunas tareas tan simples como desplazarse por la casa. La dependencia crea un estado de animo negativo ya que las personas suelen sentirse menos útiles y una carga para sus familiares.

La independencia en el hogar permite que la persona se mueva con libertad de movimientos y sin ayuda de nadie. Llega un punto que debemos entender que es el entorno que se debe adaptar a la persona. Para ello, debemos adecuarlo a las nuevas necesidades.

Recuperar la independencia de movilidad en el hogar

Para recuperar la independencia de movilidad en el hogar debemos adaptarla a las necesidades de la persona con problemas de movilidad.

Bajar y subir escaleras puede suponer un gran problema cuando se tienen dificultades para moverse. Si hay espacio, una solución puede ser un ascensor, aunque es más costoso y requiere mantenimiento constante. La otra solución más práctica y económica son los salvaescaleras. Estos permiten salvar tramos de escalera rectos, curvos o hasta en espiral.

También hay la opción de instalar rampas y así substituir las escaleras. Se debe de tener en cuenta que las rampas están indicadas para lugares donde no haya una pendiente muy pronunciada. En caso de que lo sea, después se tiene que valorar otras soluciones.

Para la persona utilice silla de ruedas, un andador o muletas, se debe despejar la zona para que pueda pasar sin problemas. Ordenar y distribuir la casa permitirá moverse por todos los sitios sin riesgo de accidente. También se deberá tener en cuenta que las puertas y pasillos sean suficientemente anchos para transitar con tranquilidad.

En caso de tener piscina en casa se puede adaptar para que la persona que no pueda acceder a ella por los escalones pueda usar una silla salvaescaleras para piscinas.

Debes tener en cuenta que todas las reformas en el hogar que sean para adaptarlo a las necesidades de una persona con un grado de discapacidad puedes recibir ayudas estatales.  

Si tienes un certificado de discapacidad, también puedes obtener una tarjeta de aparcamiento especial. Por lo que si no dispones de garaje en tu casa puedes beneficiarte de aparcamientos para personas con discapacidad que estén cerca de la entrada de tu hogar. Para solicitar la tarjeta debes dirigirte a la administración pública.

Al final, el objetivo es adaptar al máximo el hogar a las necesidades de la persona para que se siente bien en un entorno que debe de ser de confort.

Hogares con escaleras e independencia

Conseguir un hogar con escaleras e independencia es posible. Para lograrlo se debe de plantear la opción de instalar un sistema de salvaesvaleras que tenga en cuenta las necesidades de la persona con discapacidad. De esta forma se va a garantizar al máximo su independencia.

El objetivo debe ser que la casa se adapte a la persona y no la persona a la casa. Lograr la independencia de la persona le permitirá adquirir más autoestima y sentirse realizado una misma.

Soluciones para subir y bajar escaleras con seguridad y autonomía

Te explicamos los tipos de salvaescalera que hay en función de la movilidad de la persona.

Empezamos por las sillas salvaescaleras, estas, están indicadas especialmente para persona con movilidad reducida que no utilicen silla de ruedas. Las sillas ocupan poco espacio, se pueden plegar y son muy cómodas y seguras. Son fáciles de utilizar y pueden salvar tramos de escalera rectos, curvos y en espiral.

Otra opción disponible son las plataformas salvaescaleras, estas soluciones están pensadas para que personas en silla de ruedas puedan bajar y subir escaleras. Pueden salvar tramos rectos, curvos y de interior como de exterior. Se suelen instalar en comunidades de vecinos y locales comerciales, aun que hay muchos hogares que se han beneficiado de su practicidad.

Finalmente podemos contar con los elevadores de corto recorrido, sirven tanto para personas en silla de ruedas o sin. Pueden salvar desniveles de hasta 3 metros por lo que podríamos decir que se parece mucho a un ascensor, aunque más reducido.

Instalar un salvaescaleras sin obras con VALIDA

Las sillas y las plataformas sube escaleras de Valida no necesitan obras para instalarse. Por lo que su colocación es muy rápida y limpia. Los elevadores requieren un poco más de tiempo ya que se debe de realizar un pequeño foso, de unos pocos centímetros, para instalarlo.

En Valida disponemos de una amplia gama de soluciones salvaescaleras que pueden convertir tu hogar en un espacio accesible para todos los habitantes.

valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2021

menu