solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Sensibilidad dental en personas mayores

Sensibilidad dental en personas mayores

¿Molestias en las encías o en los dientes? La sensibilidad dental es un dolor muy molesto que se acentúa con la edad. Las personas mayores, a causa del paso del tiempo, sufren más de este problema porque el esmalte natural de los dientes se desgasta. Además, medicamentos y otros tratamientos puede afectar la salud dental gravemente.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental es una condición en la que se experimenta dolor o molestias temporales al exponer los dientes a ciertos estímulos externos. Estos estímulos pueden incluir cambios de temperatura (calor o frío), alimentos dulces, ácidos o picantes, y la presión ejercida durante el cepillado dental. Esto se produce por la exposición de la dentina.

La sensibilidad dental ocurre cuando la capa externa de los dientes, llamada esmalte, se desgasta o se vuelve más delgada, exponiendo así las capas internas más sensibles del diente, como la dentina. El desgaste del esmalte comporta que la dentina, contiene pequeños túbulos que conectan directamente con el nervio dental, esté expuesta. Cuando estas áreas sensibles quedan expuestas, pueden causar sensaciones dolorosas o incómodas.

Tratamiento para la sensibilidad dental

Los síntomas de la sensibilidad en las encías

La sensibilidad dental se manifiesta a través de síntomas específicos que pueden variar en intensidad y duración. Los síntomas comunes de la sensibilidad dental incluyen:

  1. Dolor agudo y repentino: La sensibilidad dental suele causar un dolor agudo y repentino al exponer los dientes a estímulos específicos, como alimentos fríos o calientes, bebidas, dulces, alimentos ácidos o el contacto con el aire frío.
  2. Dolor al cepillarse: Las personas con sensibilidad dental pueden experimentar dolor al cepillarse los dientes, especialmente si utilizan cepillos de dientes con cerdas duras o aplican demasiada presión durante el cepillado.
  3. Malestar al respirar: La inhalación de aire frío puede desencadenar dolor en los dientes sensibles, lo que puede hacer que las personas eviten la respiración profunda en climas fríos.
  4. Dolor al comer o beber: La sensibilidad dental puede causar molestias al comer o beber alimentos y bebidas calientes, frías, dulces o ácidas.
  5. Dolor al contacto: El dolor puede manifestarse cuando los dientes sensibles entran en contacto con otros dientes, la lengua o cualquier objeto, como utensilios de cocina.
  6. Sensación de ardor o punzada: Algunas personas describen la sensación como un ardor o una punzada breve en los dientes afectados.

Las principales causas de la sensibilidad dental

La sensibilidad dental puede afectar a personas de todas las edades, pero algunos factores relacionados con el envejecimiento pueden contribuir a la sensibilidad en personas mayores. Aquí te explicamos algunas de las causas:

Erosión del esmalte:

La erosión del esmalte puede ser causada por el desgaste natural con el tiempo y factores externos, como el cepillado vigoroso y el consumo de alimentos y bebidas ácidas. Con el envejecimiento, es posible que el esmalte dental se desgaste gradualmente. Además, algunos cambios en la saliva relacionados con la edad pueden contribuir a la erosión.

Recesión de las encías:

Las encías pueden retirarse debido a la enfermedad periodontal, el cepillado demasiado fuerte o simplemente como parte del proceso de envejecimiento. La enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis) es más común en personas mayores y puede provocar la retracción de las encías, exponiendo la dentina y causando sensibilidad.

Caries dentales:

Las caries dentales son la descomposición del esmalte debido a la acción de las bacterias en la boca. Aunque las caries pueden ocurrir a cualquier edad, algunas personas mayores pueden tener un mayor riesgo debido a cambios en la higiene oral, sequedad bucal (xerostomía) causada por medicamentos, o problemas de movilidad que dificultan el cuidado dental adecuado.

Bruxismo:

El rechinar de dientes puede desgastar el esmalte dental con el tiempo. El bruxismo puede persistir o aumentar con la edad, y puede estar relacionado con el estrés, problemas del sueño u otros factores que afectan a las personas mayores.

Causas de la sensibilidad dental en personas mayores

Tratamientos dentales:

Algunos procedimientos dentales, como el blanqueamiento dental, pueden causar sensibilidad temporal. Las personas mayores a menudo necesitan tratamientos dentales, como empastes o coronas. Estos procedimientos pueden aumentar la sensibilidad dental, especialmente si ya existe una cantidad significativa de desgaste dental.

Tratamiento para combatir la sensibilidad bucal

El tratamiento de la sensibilidad dental depende de la causa subyacente. Aquí hay varios enfoques y tratamientos comunes utilizados para abordar la sensibilidad dental:

Pasta dental desensibilizante:

Las pastas dentales desensibilizantes contienen compuestos como el nitrato de potasio o el fluoruro de estaño, que ayudan a bloquear los túbulos dentinarios expuestos y reducir la sensibilidad.

Enjuagues bucales desensibilizantes:

Algunos enjuagues bucales desensibilizantes contienen ingredientes similares a las pastas dentales, como el nitrato de potasio o fluoruro, para ayudar a reducir la sensibilidad.

Aplicación de fluoruro:

Usar una pasta dentífrica con fluoruro fortalece el esmalte dental y puede ayudar a reducir la sensibilidad. Los dentistas pueden aplicar geles o barnices de fluoruro durante las visitas regulares.

Selladores dentales:

Los selladores pueden aplicarse en la superficie de los dientes para sellar los túbulos dentinarios expuestos y reducir la sensibilidad.

Tratamientos en el dentista:

Algunos procedimientos en el dentista, como la aplicación de barnices de fluoruro más concentrados, selladores dentales profesionales o tratamientos con láser, pueden ser opciones para reducir la sensibilidad. También se ofrecen injertos de encía en el caso de las recesiones donde la raíz del diente ha perdido tejido gingival.

Ajuste de la técnica de cepillado:

Tener una buena higiene bucal es importante para evitar este problema. Enseñar a los pacientes a cepillarse los dientes con una técnica suave y utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves puede ayudar a prevenir el desgaste adicional del esmalte. Además, evita el uso de palillos de madera, ya que daña las encías.

Evitar factores desencadenantes:

Reducir o eliminar la exposición a factores desencadenantes, como alimentos y bebidas ácidos, puede ayudar a minimizar la sensibilidad. Las comidas ácidas que puedan desgastar el esmalte son: jugos de frutas cítricas (limón o naranja), algunos vinos, refrescos y azúcares.

Tratamiento de problemas dentales subyacentes:

Si la sensibilidad dental es causada por caries, enfermedad periodontal u otros problemas dentales, es esencial abordar estos problemas para aliviar la sensibilidad.

Uso de protectores bucales:

Para aquellos que sufren de bruxismo o rechinar los dientes, el uso de protectores bucales durante la noche puede ayudar a prevenir el desgaste adicional del esmalte y reducir la sensibilidad. Si rechinas los dientes los protectores son altamente recomendados.

Remedios para evitar dolor en encías y dientes

5 remedios naturales para la sensibilidad en dientes y encías

Si bien los remedios naturales no reemplazan la atención dental profesional, algunos pueden proporcionar alivio temporal de la sensibilidad dental. Aquí hay cinco remedios naturales que podrían ayudar:

Enjuague con agua salada:

Realizar enjuagues bucales con agua tibia y sal puede ayudar a reducir la inflamación y proporcionar alivio temporal. Mezcla una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y enjuaga la boca durante unos 30 segundos.

Aceite de coco:

El aceite de coco tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la sensibilidad dental. Realiza enjuagues bucales con aceite de coco durante unos 15 minutos al día o simplemente aplica una pequeña cantidad en la zona sensible con un hisopo de algodón.

Clavo de olor:

El clavo de olor tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Puedes aplicar aceite de clavo de olor directamente en el diente sensible utilizando un algodón o mezclar unas gotas con aceite portador como aceite de oliva y aplicarlo en la zona afectada.

Infusión de té de menta:

La menta tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias. Puedes preparar una infusión de té de menta y dejar que se enfríe. Luego, enjuaga tu boca con el té varias veces al día.

Gel de áloe vera:

El áloe vera es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y curativas. Puedes aplicar gel de áloe vera directamente en el área sensible o mezclarlo con agua para hacer un enjuague bucal suave.

Es importante tener en cuenta que estos remedios naturales proporcionan alivio temporal y no tratan la causa subyacente de la sensibilidad dental. Si experimentas sensibilidad dental persistente o grave, acude al dentista para un diagnóstico preciso y seguir los tratamientos odontológicos adecuados.

Si tienes problemas dentales, seguro que también te interesa:

La información proporcionada en este artículo tiene fines informativos únicamente. Aunque nos esforzamos por la precisión, no asumimos responsabilidad por posibles errores u omisiones. Se recomienda verificar la información y, en caso de dudas, consultar a profesionales especializados
Valida Salvaescaleras
valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2024

salvaescaleras opiniones
menu