solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Tabla de enfermedades para incapacidad permanente absoluta 2024

Tabla de enfermedades para incapacidad permanente absoluta

Cuando un trabajador requiere de asistencia sanitaria ante un caso de enfermedad o accidente, ya sea en el trabajo o no, puede pedir la baja laboral. En esos casos en los que la persona no puede realizar ningún trabajo, es porque tiene una incapacidad permanente absoluta.

¿Qué es la incapacidad permanente absoluta exactamente?

La incapacidad permanente absoluta es un concepto relacionado con la legislación de la seguridad social y el sistema de pensiones. Se refiere a una condición en la que un individuo se encuentra totalmente incapacitado para realizar cualquier tipo de trabajo o actividad laboral remunerada debido a una enfermedad o discapacidad. Esta incapacidad se considera permanente, lo que implica que se espera que persista a lo largo del tiempo y que no haya perspectivas razonables de mejoría.

En el contexto de la seguridad social, la incapacidad permanente absoluta suele llevar asociada una pensión o prestación económica para ayudar a cubrir los gastos de subsistencia de la persona afectada. La evaluación de la incapacidad permanente suele ser realizada por profesionales de la salud y se basa en la valoración de la capacidad funcional y laboral del individuo.

Es importante destacar que los criterios y procedimientos para determinar la incapacidad permanente absoluta pueden variar según la legislación y el sistema de seguridad social de cada país. Por lo tanto, es recomendable consultar la normativa específica del lugar en cuestión para obtener información detallada sobre los requisitos y beneficios asociados a la incapacidad permanente absoluta.

En resumen, La incapacidad permanente absoluta es un estado en el que una persona no puede desempeñar ninguna actividad laboral debido a una discapacidad. Esta condición puede ser reconocida por la seguridad social y, en ciertos casos, puede dar lugar a la concesión de una pensión. Si necesitas orientación sobre cómo solicitar la incapacidad permanente absoluta, te recomendamos acudir a un abogado especializado en derecho laboral y de la seguridad social.

Beneficios de la incapacidad permanente absoluta

La incapacidad permanente absoluta otorga diversos beneficios a las personas que la padecen. Uno de los principales es la pensión que se concede a aquellas personas que no pueden realizar ninguna actividad laboral de manera permanente debido a una enfermedad o discapacidad. Esta pensión es vitalicia y puede ser complementada con otros beneficios como la atención sanitaria, la exención de impuestos, entre otros.

Además, las personas con incapacidad permanente absoluta tienen derecho a una protección social especial que les brinda una mayor estabilidad económica y social. Esto les permite tener un mejor acceso a la atención médica, a la educación y a otros servicios básicos.

  1. Prestación económica: Las personas con incapacidad permanente absoluta tienen derecho a recibir una prestación económica mensual. El importe de esta prestación dependerá de la base reguladora, que se calcula en función de las cotizaciones a la Seguridad Social del trabajador.
  2. Asistencia sanitaria: Los beneficiarios de la incapacidad permanente absoluta en España tienen acceso a la asistencia sanitaria pública a través del Sistema Nacional de Salud.
  3. Compatibilidad con otros ingresos: En algunos casos, la incapacidad permanente absoluta puede ser compatible con otros ingresos, como pensiones de viudedad, orfandad, o incluso con la posibilidad de realizar determinadas actividades no laborales que no afecten a la capacidad de trabajo.
  4. Ayudas y prestaciones sociales: Además de la prestación económica, las personas con incapacidad permanente absoluta pueden tener derecho a otras ayudas y prestaciones sociales, como ayuda a domicilio, servicios de rehabilitación, y otros beneficios que buscan mejorar su calidad de vida.

Enfermedades y grados por las que te dan la incapacidad permanente absoluta

La incapacidad permanente absoluta se clasifica en diferentes grados, dependiendo del nivel de afectación que tenga la persona en su capacidad laboral. Los grados de incapacidad permanente absoluta son el total, el gran invalidez y el cuidado de tercera persona.

Son muchas las causas por las que un trabajador puede pedir una incapacidad laboral, aunque existen distintos grados de incapacidad profesional que deben tenerse en cuenta:

Tabla de enfermedades para incapacidad permanente absoluta

Grados de incapacidad

  • Incapacidad permanente parcial: Es aquella incapacidad que ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en su rendimiento profesional en su labor habitual pero que puede seguir desempeñando su trabajo.
  • Incapacidad Permanente Total: Se ocasiona cuando el trabajador padece una enfermedad o lesión que le impide realizar las tareas fundamentales de su profesión.
  • Incapacidad Permanente Absoluta: Como hemos dicho anteriormente, es cuando el trabajador no puede realizar ninguna actividad laboral. Si te reconocen esta incapacidad, tienes derecho a cobrar el 100% de la Base Reguladora.
  • Gran Invalidez: Es el mayor grado de incapacidad que puede sufrir una persona. Además de no poder realizar ninguna actividad laboral, también necesita la asistencia de otra persona para la práctica de su vida diaria.

Entre las enfermedades que entrarían dentro del grupo de incapacidad permanente absoluta laboral o que pueden dar lugar a causas de minusvalía o discapacidad, mencionaremos algunas de las que las sentencias judiciales han considerado como incapacitantes, siempre dependiendo del grado y del estado de la misma.

Relacionados- ¿Te cuesta subir y bajar escaleras cada vez más? Quizá te interese conocer las distintos tipos de salvaescaleras para instalar en casa. -

 ¿Cómo solicitar la incapacidad laboral e incapacidad permanente absoluta?

Es importante tener en cuenta que la incapacidad laboral y la incapacidad permanente absoluta se otorgan a personas que no pueden desempeñar ninguna actividad laboral debido a una enfermedad o discapacidad.

La incapacidad laboral puede ser temporal o permanente, y se otorga a través de un proceso de evaluación médica y valoración de la capacidad laboral. Mientras que la incapacidad permanente absoluta es un estado permanente en el que la persona no puede realizar ninguna actividad laboral y puede otorgar una pensión.

Para solicitar una incapacidad laboral, independientemente del tipo o grado, es necesario cumplir unas peticiones específicas legales y unos requisitos médicos valorados determinadamente, sin ellos, no se pueden solicitar las prestaciones.

Debe acreditarse un periodo mínimo de cotización (este puede variar en función del grado de la incapacidad) si se trata de una dolencia o padecimiento originado por enfermedad común.

No debemos estar por debajo de la edad mínima legal para cotizar como trabajador, ni debemos haber alcanzado la edad de jubilación estipulada por la Seguridad Social. Además, necesitamos que el tribunal médico y el Equipo de Valoración de Incapacidades nos concedan la incapacidad permanente que corresponda.

Tabla de enfermedades para incapacidad permanente absoluta 2019

Lista de enfermedades para obtener la incapacidad permanente absoluta

La incapacidad permanente absoluta en España se otorga no solo en función de enfermedades específicas, sino según la evaluación médica y laboral del trabajador por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Se evalúa la incapacidad en términos de la imposibilidad para realizar cualquier tipo de trabajo. Sin embargo, algunas enfermedades o condiciones médicas pueden ser más frecuentemente asociadas con la incapacidad permanente absoluta.

Es crucial tener en cuenta que la lista no es exhaustiva y que la determinación de la incapacidad permanente absoluta se realiza mediante un proceso de evaluación médica y laboral individual. La normativa puede cambiar, y es aconsejable consultar con el INSS u otros organismos competentes para obtener información actualizada y específica sobre este tema.

¿Cómo solicitar la prestación por incapacidad?

Para solicitar la prestación por incapacidad en España, es necesario seguir un proceso que involucra varias etapas. Aquí te proporcionamos un video general sobre cómo llevar a cabo este proceso:

Te dejamos también las etapas del proceso:

1. Evaluación médica:

  • Acude al médico: Si tienes problemas de salud que afectan tu capacidad para trabajar, lo primero es acudir a tu médico de cabecera o especialista para que realice una evaluación de tu estado de salud.
  • Obtén informes médicos: Solicita a tu médico informes médicos detallados sobre tu situación de salud, diagnósticos, tratamientos y cualquier otra información relevante.

2. Inicio del proceso de incapacidad:

  • Cita con el INSS: Pide una cita en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para iniciar el proceso de solicitud de incapacidad. Esto se puede hacer a través de la sede electrónica del INSS o llamando al teléfono de atención.

3. Presentación de la solicitud:

  • Completa el formulario: Rellena el formulario de solicitud de prestaciones por incapacidad permanente, disponible en la web del INSS o en las oficinas del mismo.
  • Documentación médica: Adjunta los informes médicos que respalden tu solicitud. Cuanta más información médica tengas, mejor.

4. Evaluación médica y laboral:

  • Examen médico:
    • El INSS puede citarte para una evaluación médica con sus propios profesionales. Es importante asistir a esta cita y proporcionar toda la información necesaria.
  • Valoración del equipo de evaluación de incapacidades: El equipo de evaluación médica y laboral del INSS determinará tu grado de incapacidad.

5. Resolución de la solicitud:

  • Notificación: Recibirás una notificación con la resolución del INSS. Puede ser una declaración de incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, o bien, la denegación de la prestación.

6. Recurso en caso de denegación:

  • Recurso de alzada: Si la solicitud es denegada y consideras que tienes derecho a la prestación, puedes presentar un recurso de alzada ante el propio INSS.

7. Prestación económica:

  • Inicio del cobro: En caso de que se te conceda la incapacidad permanente, se te indicará cómo y cuándo podrás empezar a recibir la prestación económica correspondiente.

Es importante tener en cuenta que este es un proceso general y puede haber variaciones dependiendo de la situación específica y de posibles cambios en la normativa. Siempre es aconsejable consultar directamente con el INSS o con asesoramiento legal especializado para obtener información específica y actualizada sobre tu caso.

Dudas frecuentes sobre las enfermedades de Incapacidad Permanente

Sabemos que gestionar estos tramites es muy complejo y puede crear muchas dudas y preguntas, por esta razón te respondemos las más recurrentes e interesantes:

¿Cómo sé si mi enfermedad es incapacitante?

La Seguridad Social no dispone de una tabla exacta de enfermedades que son incapacitantes, sino que se rigen por la enfermedad que tiene la persona y como la afecta en su día a día, la gravedad, si es crónica o si genera limitaciones para poder trabajar.

El tribunal médico considera que una enfermedad es incapacitante cuando esta afecta negativamente en la persona, tanto física como psicológicamente, y reducen o anulen la capacidad laboral.

¿Hay un listado oficial de la Seguridad Social de enfermedades?

No, como te hemos comentado, no existe una lista como tal. Aunque nosotros te hemos recogido las enfermedades más típicas que suelen ser susceptibles a acceder a una Incapacidad Permanente.

¿Qué debo hacer para presentar la solicitud de Incapacidad permanente absoluta?

Primero debes presentar la solicitud, que la puedes encontrar en la web de la Seguridad Social o bien pidiendo cita en las oficinas, con la documentación que se exige (informes médicos). Al cabo de unos días, deberás presentarte ante un tribunal médico que evalúa tu caso particular y realiza pruebas complementarias si es necesario.

Finalmente vas a recibir una carta con la resolución de tu caso y el grado de discapacidad asignado. Tienes un periodo para poder reclamar la resolución en caso que no estés conforme. Finalmente, en un plazo mínimo de dos años, puedes pedir la revisión de tu caso si tu condición ha empeorado por culpa de la enfermedad.

Tribunales médicos y incapacidad permanente

En España, las enfermedades que pueden dar lugar a la jubilación por invalidez son evaluadas por tribunales médicos, donde los solicitantes pueden encontrarse con preguntas trampa destinadas a verificar la veracidad de sus reclamaciones. El síndrome de Sjögren, con sus manifestaciones de sequedad ocular y bucal, puede variar en su grado de minusvalía al ser evaluado.

La hepatitis autoinmune, que afecta al hígado, puede resultar en incapacidad laboral. En ciertos casos, se concede una invalidez parcial, indicando que la persona aún puede realizar algunas actividades laborales, aunque con limitaciones específicas. Por otro lado, la espondilitis anquilosante puede dar lugar a una incapacidad permanente parcial para la profesión habitual.

En estas situaciones, se busca asegurar el acceso a pensiones por enfermedad u otros beneficios económicos destinados a aliviar los impactos financieros asociados a la incapacidad parcial en el contexto español.

Sigue leyendo: Artículos de tu interés

La información proporcionada en este artículo tiene fines informativos únicamente. Aunque nos esforzamos por la precisión, no asumimos responsabilidad por posibles errores u omisiones. Se recomienda verificar la información y, en caso de dudas, consultar a profesionales especializados
Valida Salvaescaleras
valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2024

salvaescaleras opiniones
menu