solicitar presupuesto
right-chevron-white

Blog

información al día

Trastornos de pérdida de equilibrio

Trastornos de pérdida de equilibrio

¿Sientes que te mareas o que tu entorno da vueltas? Podrías tener un trastorno de pérdida de equilibrio. Los trastornos del equilibrio son muy molestos en la vida diaria de una persona, ya que pueden llegar a incapacitarla para hacer tareas muy sencillas. Te explicamos qué puede llegar a provocarte esta sensación y los tratamientos más frecuentes.

Qué es la pérdida de equilibrio

Cuando una persona pierde el equilibrio tiene la sensación de inestabilidad, sensación de movimiento o también puedes sentirte mareado. Puedes notar que vas a caerse y que tu entorno parece que se mueve sin control y mantener el equilibrio es complicado.

Además, la sensación puede ser distinta cuanto se está sentado, ya que lo que se suele sentir es que flotas o estás moviéndote. En cambio, cuando estás derecho, sientes como si tuvieras que caer al suelo.

En muchas ocasiones, al principio no se tiene muy claro si el problema es pérdida de equilibrio o vértigo, ya que los síntomas de las dos enfermedades son parecidos.

Qué causas de pérdida de equilibrio existen

Hay distintos problemas asociados a la pérdida de equilibrio, te explicamos los más frecuentes. Ten en cuenta, que estas causas vienen promovidas por trastornos concretos que vamos a definir.

Causas que provocan pérdida de equilibrio.

Vértigo: todo el alrededor parece moverse o dar vueltas.

Es la sensación en que el alrededor está en movimiento o da vueltas. Se asocian al vértigo los siguientes trastornos:

  • Vértigo postural paroxístico benigno: es el trastorno más común y viene provocado cuando los cristales de calcio en el oído interno se desplazan.  La sensación es que todo te da vueltas especialmente cuando estas estirado o tiras la cabeza hacia atrás. Estos cristales son los responsables de mantener el equilibrio.
  • Mareo postural fóbico persistente: Es el trastorno más común entre adultos y da la sensación de que la cabeza da vueltas. La sensación puede empeorar cuando se ven objetos en movimiento, al leer o en lugares donde hay muchas personas.
  • Migraña: es la causa más común y es dolor de cabeza muy intenso.
  • Neuroma acústico: se trata de un tumor benigno que afecta al nervio del audición y equilibrio. Es un trastorno poco frecuente que provoca mareos o perdida de equilibrio, aunque también provoca sordera y otros trastornos, como zumbido en el oído.
  • Neuritis vestibular: los nervios del oído interno se inflaman afectando al nervio del equilibrio. Normalmente la causa de esta inflamación es una infección. Conlleva síntomas graves de náuseas y incapacidad para caminar correctamente.
  • Síndrome de Ramsay Hunt o herpes zóster ótico: es una infección provocada por este tipo de herpes que afecta a los nervios faciales, auditivos y vestibulares que se encuentran en las orejas. Además de vértigo provoca dolor de oído debilidad facial o pérdida de la audición.
  • Una lesión en la cabeza a causa de una conmoción puede provocar vértigo.
  • Enfermedad de Ménière: es muy poco frecuente y, a parte del vértigo, también puede provocar zumbido o sensación de tener el oído taponado y hasta puede provocar pérdida de audición.
  • Mareo por movimiento suele ser frecuente en personas que tienen migraña y puede aparecer en cualquier tipo de transporte (coche, barco, avión, etc.)  o en parques de atracciones.

Sensación de desmayo

Esta afectación viene asociada con los dos siguientes trastornos:

  • Hipotensión postural: ponerse de pie muy rápido puede provocar que baje la presión arterial.
  • Problemas del corazón pueden provocar la mala circulación y crear aturdimiento o desmayo. Por ejemplo, arritmias cardíacas, miocardiopatía hipertrófica (ensanchamiento del corazón) o menor riego sanguíneo.

El mareo provoca problemas de equilibrio.

Pérdida del equilibrio

La falta de equilibrio o la inestabilidad lo pueden provocar estas casusas:

  • Alteraciones en el oído interno o en el sistema vestibular: provoca sensación que la cabeza flota y hasta puedes notar más inestabilidad en lugares oscuros.
  • Problemas musculares o articulares: si falta tonificación en el cuerpo es probable que tengas problemas de equilibrio. Tener una lesión en las piernas o en el tronco puede afectar a la capacidad de andar. También, a causa de problemas visuales,
  • Algunos medicamentos tienen efectos secundarios que afectan el equilibrio. Es importante revisar el prospecto siempre que se tome alguna medicación.
  • Afecciones neurológicas como, por ejemplo, el Parkinson. La inestabilidad que crea esta enfermedad en los movimientos repercute seriamente en la capacidad para poder moverse de una persona.
  • Lesiones en los nervios (neuropatía periférica) que afectan al equilibrio.

Los mareos

La sensación de mareo puede provocar desequilibrio por culpa de:

  • Problemas en la parte interna del oído: como hemos dicho, el sistema vestibular tiene un papel fundamental en el equilibrio, si este está dañado, la persona tiene problemas.
  • Problemas psiquiátricos como la depresión o la ansiedad.
  • Hiperventilación puede contribuir en crear sensación de aturdimiento. Esta afectación puede estar provocada por un trastorno psiquiátrico como la ansiedad.
  • Hay medicamentos que pueden provocar aturdimiento, es importante leer todo el prospecto de la medicación que se va a tomar.

Síntomas del trastorno de pérdida de equilibrio

Si tienes pérdida de equilibrio puede que notes alguno o más de los siguientes síntomas que hemos recogido como los más comunes:

  • Sensación que el entono está en movimiento o da vueltas.
  • Tener sensación de desmayo o aturdimiento.
  • Sensación de inestabilidad al andar o estar de pie.
  • Caerse a menudo o tener la sensación de que puedes caer.
  • Tener una sensación de estar flotando.
  • Notar la visión borrosa.
  • Desorientación.

Diagnóstico y tratamientos para la pérdida de equilibrio

Para detectar qué está provocando la perdida de equilibrio de una persona se pueden realizar distintas pruebas diagnósticas. El médico especialista decidirá, en función de la sintomatología de la persona., qué pruebas realizar.

Persona mayor con bastón para mantener el equilibrio.

Te explicamos algunas de las más frecuentes:

  • Posturografía: es una prueba donde el paciente se coloca en medio de una plataforma que se mantiene en movimiento y sirve para ver en qué movimientos hay el problema de equilibrio. Para la seguridad, se coloca un arnés para que la persona no caiga.
  • Audiometría: se comprueba que no haya alguna alteración en el sistema vestibular.
  • Videoinstagmografía y electronistagmografía: permite observar los movimientos oculares ya que tienen una conexión muy importante con el sistema vestibular.
  • Maniobra Dix-Hallpike es una técnica donde se puede observar el movimiento de los ojos del paciente para comprobar si hay alguna alteración.
  • Resonancia magnética o TAC: para comprobar si hay anomalías internas.
  • Presión arterial: se observa el estado de salud del corazón y el sistema circulatorio.

A partir de los resultados de las pruebas, el médico puede determinar distintos tratamientos, vamos a comentar los más habituales:

  • Rehabilitación vestibular: se hace rehabilitación mediante ejercicios que sirven para entrenar el equilibrio. Como ayuda externa, se puede recomendar que la persona utilice un bastón que ayude a mantener el equilibrio.
  • Reposicionamiento canalicular: se trata de un tratamiento para quitar las partículas que se han desplazado dentro del oído y causan pérdida de equilibrio.
  • Cambio de dieta para mejorar migrañas u otras patologías.
  • Medicamentos dedicados a controlar vértigos y mareos.
  • Cirugía en función de la enfermedad que pueda tener el paciente.

Peligros de la pérdida de equilibrio

Tener pérdida de equilibrio puede causar problemas en el bien estar de una persona. Se debe de garantizar su seguridad en los espacios donde se encuentre adaptándolos a estas necesidades. Es fundamental adecuar las escaleras en el hogar, ya que es un espacio muy peligroso para personas con pérdida de equilibrio.

*Este artículo es orientativo y en ningún caso sustituye la información que pueda proporcionarnos un profesional sanitario.

valida-logotipo

Valida Solutions S.L.U.

Copyright @2021

menu